Gelatina de Naranja a la canela con Agar-Agar

Las gelatinas de sabores son una opción de postre cuando nos apetece algo ligero, refrescante y dulce. Mucha gente me pregunta si las gelatinas de sabores “son buenas” y siempre les digo: “que siempre que sean hechas con Agar-Agar si”, ya que las gelatinas de llamativos colores y artificiales sabores que encontramos en los supermercados, están elaboradas con mucha azúcar refinada, colorantes, saborizantes, conservantes y demás aditivos químicos que no nos aportan nada, no llevan nada de fruta real y además las gelatinas industriales proceden de  El colágeno de los tejidos conjuntivos de los animales, principalmente de la piel, los tendones, los cartílagos y los huesos.

Resultado de imagen de gelatinas de sabores

Pero existe una opción mucho más saludable con la que hacer gelatina de frutas o con otros ingredientes, el alga Agar-Agar.

Gelatina de Naranja a la canela con jengibre… dulce, refrescante, delicada y aromática y atrevida.

Para elaborar esta original y divertida receta necesitamos:

  • 700ml de zumo de naranja, aproximadamente 1 Kg
  • 1 ½ cucharada sopera de copos de algas Agar-Agar
  • 1 cucharadita de azúcar de abedul (xilitol) ya que el azúcar moreno tiñe el vivo color de la naranja
  • Jengibre fresco, Canela en polvo y sal

Preparación:

Cortamos las naranjas por la mitad y las exprimimos con cuidado de no estropear la cáscara, que nos servirá de molde.

Añadimos el azúcar, la sal, la canela y el jengibre en rodajas al zumo y removemos

Ponemos el zumo en una olla y dejamos hervir mientras removemos.

Añadimos los copos de Agar-Agar y seguimos removiendo unos 3 minutos.

Vaciamos las cáscaras de naranja de la pulpa con una cuchara.

Ponemos las cascaras de naranja en un cuello de botella ancho o en un tarro de vidrio, para que haga el efecto de huevera y las naranjas se mantengan.

Con un cucharon llenamos las cáscaras de naranja con el zumo de naranja caliente.

Dejamos enfriar hasta que estén medio sólido el zumo.

Ponemos las medias naranjas en una fuente y como ya esta el zumo sólido no hay peligro de que se derrame.

Las llevamos a la nevera toda la noche.

Para presentar se pueden cortar en gajos y servir con coco rallado y unas hojas de hierbabuena.

O se puede llenar un tarro de vidrio con unas frambuesas y arándanos dentro y dejar que solidifique.

Y ya esta lista nuestra gelatina con fruta de verdad, muy poco contenido en azúcar y un toque exótico de sabor..!

Anuncios